¿Cómo afectan los cambios de temperatura a los perros?

Los perros, al igual que las personas, son sensibles a los cambios bruscos de temperatura. En la siguiente guía hacemos un repaso de cómo les afecta, para que lo tengas en cuenta si tienes un can.

Cambios de temperatura en los perros: ¿cómo les afecta?

Con el cambio de estación, pueden ocurrir cambios bruscos de temperatura, algo que puede ser muy dañino para los perros. Y no es algo que deba preocuparte solo durante la primavera, por eso es importante que sepas cómo les afecta, con el objetivo de prepararte y poder protegerlo.

Afecta a su metabolismo

Aunque pueda sonar sorprendente, lo cierto es que los cambios de estación y de temperatura también afectan a los perros, no solo a las personas. Esto puede dar lugar a cambios en su metabolismo o incluso en sus hábitos de alimentación.

Si ves que tu perro no come como siempre, puede que tenga que ver con la temperatura. Si hace demasiado frío o calor, podría estar incómodo y no sentirse con ganas de seguir comiendo en ese preciso momento.

Inflamaciones

En zonas donde hay humedad y se mete el frío en los huesos, también afecta a los canes. Les puede provocar alguna inflamación como una otitis, dolor en las articulaciones o incluso artrosis.

Si de casualidad notas que el perro no quiere salir tanto como antes o no está cómodo corriendo o haciendo actividades, puede que sea por la humedad. Al igual que le pasa a las personas, también le puede ocurrir a los perros.

Y no hablamos únicamente de dolor o molestia como tal, sino que le puede afectar también a su conducta, haciendo que el perro esté más apagado, apático, con menos energía

Son esas pequeñas cosas que a menudo los dueños de las mascotas desconocen, pero que es importante conocer si se tiene un perro. Sobre todo te dará tranquilidad, porque sabrás que lo que le pasa entra dentro de la normalidad y que se debe al cambio de estación. Pronto volverá a ser el de siempre.

Debilita su sistema inmune

Los cambios bruscos de temperatura también pueden debilitar el sistema inmune de los perros. Puede hacer que sea más débil y que sean más propensos a coger resfriados. Por lo que si ves que en determinados momentos del año el perro enferma más de lo normal, podría tener que ver con esto.

Más calor en verano

Debido al cambio climático, la temperatura es cada vez mayor. Los veranos son más calurosos y afecta mucho a los peludos. Es normal que tengan mucho calor y que se sientan incómodos.

Nuevos parásitos

Otra de las implicaciones de los cambios bruscos de la temperatura, tiene que ver con la migración de moscas y mosquitos que antes no existían en España, trayendo una especie de parásitos como los gusanos del ojo y del corazón, que recordemos que transmiten las enfermedades Thelazia y Dirofilaria.

Este tipo de gusanos pueden causar en el perro conjuntivitis o ceguera temporal , o incluso una insuficiencia cardíaca, en el caso del segundo tipo de gusano. Por ello, teniendo en cuenta las subidas de las temperaturas, es importante que lo tengas en cuenta para hacer seguimiento del perro y ver si está normal.

¿Cómo sobrellevar los cambios de temperatura en los perros?

Ahora que conoces esta información, seguro que eres más consciente de los cambios que presenta el can en las distintas épocas del año; tanto en los meses de más calor como de frío.

Es importante que hagas un seguimiento para ver cómo responde a los cambios de temperatura y no solo eso, sino que también es importante cambiar algunos hábitos. Por ejemplo, que los paseos no sean a horas puntas de calor. Esto es algo que beneficiará a ambas partes.

En los días de mucho calor, también es importante tratar de buscar la sombra. Lleva siempre agua fresca para que pueda beber (por si no hay fuentes) y evita hacer demasiado ejercicio si hace calor, porque se podría deshidratar o darle un golpe de calor. Al fin y al cabo, al igual que las personas, también lo pueden sufrir.

No hace falta decir que no se debe dejar nunca al perro encerrado dentro de un vehículo. Aunque tengas las ventanillas bajadas. No es agradable, más bien todo lo contrario, dado que es peligroso.

Otro truco para el verano, pasa por cortarle el pelo para evitar que sufra menos si hace demasiado calor.

¿Es buena idea comprarle algo de ropa para el invierno? Es una forma de que pueda estar más abrigado y pasar menos frío, pero depende del can, ya que no a todos les gusta. En cualquier caso, es importante que sea holgada y que no le apriete, para que no le corte la circulación.

¿Te ha quedado alguna duda? Recuerda tener en cuenta todos estos tips cuando se produzcan cambios bruscos de temperatura, para ver cómo se comporta tu can.

Comparte este artículo