3 claves si tu perro tiene miedo a otros perros

¿Tienes un perro y te preocupa que le tenga miedo a otros perros? Lo cierto, es que puede ocurrir, dado que cada can es un mundo. Es una señal de miedo, de temor, de fobia… pero puede llegar a ser muy estresante tanto para el animal como para los seres queridos. Por ello, te contamos por qué ocurre y cómo evitarlo.

Tu perro tiene miedo a otros perros: claves

¿Por qué un perro le puede tener miedo a otro? Puede deberse a la falta de socialización. Desde pequeños, es importante que los perros pasen tiempo con otros de su especie, para que se acostumbren y se adapten. Una falta de socialización temprana podría ser fatal.

También puede deberse a una experiencia traumática. Si el can se asusta con demasiada facilidad, puede que se deba a que sufrió una experiencia que lo traumatizó cuando era muy pequeño. Por ejemplo, un perro grande que pareció que le quiso atacar o cualquier otro inconveniente. 

Otro ‘cosa’ que pudo desencadenar en esta situación es un miedo exagerado reforzado por los propios propietarios del perro. Es decir, dueños demasiado protectores y que no actúan como deben. 

Por ejemplo, si un perro está asustado, darle caricias para calmarlo no es lo mejor, porque el perro detectaría que es una situación de pánico y sus seres queridos están a su lado para cuidarlo. Pero no es así. No es una situación en la que sentir miedo.

Es importante guiar al perro para que se sienta y actúe de la mejor forma posible, porque si siente miedo al estar con otros perros lo pasará muy mal. Y sus seres queridos también sufrirán al ver que no puede estar feliz.

Lo ideal es resolver este problema lo antes posible. Es decir, intentar que desde cachorro comparta espacio con otros perros, ya sea en el parque o en guarderías para perros. Lo mismo cuando sea adulto, para no perder nunca esa costumbre y que se relacione con otros canes continuamente.

Solo con que hagas estas 3 cosas notarás la diferencia:

  • Expón a tu perro al problema: empieza exponiendo a tu perro a otros perros poco a poco, de manera gradual. Ve reduciendo la distancia en los paseos de acorde con su evolución, para notar el progreso y ver cómo poco a poco va perdiendo el miedo.
  • Familiarización: enseña al perro a no reaccionar ante situaciones de estrés. Si lo acostumbras a estar con otros perros verá que no son un problema.
  • Contracondicionamiento: si consigues asociar una situación de estrés con algo positivo, poco a poco irá perdiendo el miedo.

Sigue estos consejos y verás que todo va mejor.

Comparte este artículo