Cómo elegir qué raza de perro se adecúa más a tu situación

Existen muchos test sobre mascotas y tipo de perros que mejor casan con tu personalidad, pero digamos que no siempre aciertan. La información que debes tener en cuenta suele estar relacionada con tu estilo de vida: tipo de casa, hábitos, gustos, pareja, hijos, …

En Caño del Obispo te explicamos cómo hacer este proceso.

Elegir la raza de perro ideal para completar tu rutina, las claves

Si te has decidido a tener un perro, antes debes acotar la búsqueda para seleccionar aquel tipo de perro que más se adapta a tus necesidades y preferencias.

Normalmente, el proceso previo a escoger una raza no debe ir encaminado a la cuestión de qué perro te gusta más, sino que su temperamento y necesidades encajen con aquello que tú puedes ofrecerle.  Se trata de buscar un nivel de compatibilidad máximo, tanto a niveles de personalidad o intereses compartidos como en nivel de energía. Tendrás que valorar tu estado actual y las necesidades de tu familia si no vives solo, así como el tamaño de la mascota, otro factor para tener en cuenta.

El tamaño que suele tener la raza

Si vives en casas o pisos pequeños, lo normal es que apuestes por mascotas de dimensiones reducidas, ya que así percibirán mayor espacio y serán fáciles de transportar si te marchas de viaje con él, aunque son más propensos al frío. Otro de los alicientes de los perros pequeños es que consumen menos.

En cambio, los perros de gran tamaño son los más idóneos si lo que buscas es que te proporcionen seguridad, aunque están destinados para grandes espacios, con mucho terreno para moverse y correr, como, por ejemplo, las casas con jardín. El consumo será proporcional a su tamaño.

La actividad que necesitan

Cada raza cuenta con necesidades diferentes de movimiento y desempeño físico. Por ello, este es otro factor de peso al que atender, ya que tendrás que valorar si podrás responderle con la cantidad de ejercicio que requiere o viceversa.

El mantenimiento que conlleva cada raza

Aquí entran todos los cuidados básicos comunes a todos los perretes y los que son específicos de cada raza. Por ello, no solo debes estar atento a las “especificidades” de cada raza, sino que además puedes prever este tipo de mantenimiento teniendo en cuenta la longitud del cabello de cada perro, sabiendo si se les cae mucho, el cuidado de los ojos, si es propenso a que aparezcan disfunciones en el sistema respiratorio, …

¿Cuántos somos en la familia?

El modo de vida que lleves es otro motivo importante por el que sopesar esta decisión, ya que, si tienes niños en casa, lo más adecuado es que apuestes por perros pequeños, que serán más manejables para ellos.

También aquí entran los distintos tipos de personalidad. Si tienes hijos, lo mejor será un perro con paciencia, juguetón y que aporte vida y actividad. Por el contrario, en otras situaciones puedes permitirte un perro con menor capacidad de adaptación o sociabilización.

Y ahora que sabes todo lo que debes tener en cuenta, en Caño del Obispo te damos donde elegir. Consulta todas nuestras razas y contacta con nosotros para saber más sobre cada una de ellas antes de elegir la raza que sea más compatible con tu estilo de vida.

Comparte este artículo