¿Tu perro ladra mucho? Te presentamos nuestra guía antiladridos definitiva

Hay perros que ladran más y perros que ladran menos. Pero también hay razones que llevan al can a tener esa necesidad de ladrar. Lo principal, pasa por conocerlo bien, para saber por qué ladra y cómo solucionarlo.

Perro ladra mucho: solución

Los perros no ladran sin razón. Normalmente, cuando el can empieza a emitir ladridos, quiere decirnos algo.  Si bien es cierto que en algunos casos puede estar llamando la atención del dueño. Pero en otros, puede estar alertando de algo.

Hay que tener en cuenta que es una herramienta de comunicación que tiene el can para expresar su estado de ánimo. De hecho, si es en exceso debemos preocuparnos, porque incluso puede desencadenar en problemas con la convivencia, con otros vecinos, otros perros, etc.

Podemos empezar analizando cómo ladra el perro, porque su forma de ladrar puede querer decirnos algo.

Por ejemplo, si el ladrido es fuerte, rápido y lo repite, puede estar defendiendo su territorio. Mientras que si es grave, tiende a ser el aviso de un peligro.

Si el perro ladra de manera aguda, puede estar alertando de una amenaza, puede sentir miedo. Pero si los repite, es posible que lo que quiera sea jugar o llamar la atención del dueño.

Luego, también está el ladrido compulsivo, alto y repetitivo, que suele indicar que el perro se encuentra nervioso por algo o siente frustración. También está el neurótico, que es rítmico e incluso se da en los canes que sufren de algún tipo de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Entonces, ¿por qué ladra y cómo lo soluciono? Si escuchas bien su ladrido y miras bien a qué se refiere, es posible que tengas más claro por qué ladra y cómo solucionarlo. Puesto que puede deberse a motivaciones internas o externas.

Ten en cuenta que, aunque en gran parte de los casos el ladrido moderado es normal, puede ponernos en alerta si es demasiado frecuente. Por eso te hemos contado cómo suelen ser los ladridos de los perros y qué significan.

Al fin y al cabo, aunque los perros son diferentes entre ellos y tienen distintas personalidades, tienden a ladrar frente a las mismas situaciones. Pero si ves que ladra de manera descontrolada, ojo, podría tener dolor, podría pasarle algo. Frente a esa situación, no dudes en visitar a un veterinario o un etólogo.

Esperamos que estos consejos te sean de ayuda para lidiar con los ladridos del can. ¿Te echamos una mano?

Comparte este artículo