¿Qué es un núcleo zoológico? ¿Por qué es importante a la hora de elegir un perro?

Por definición, un núcleo zoológico es todo tipo de local, finca, terreno o establecimiento dedicado a la recogida, acogida, adiestramiento, cría y venta de animales, a excepción de las explotaciones avícolas. 

Con la normativa de protección e higiene de los animales, todas las clínicas, albergues, reservas o criaderos deben registrarse como núcleos zoológicos (desconfía si no es así, ya que puede incurrir en un delito de maltrato animal). 

¿Qué es un núcleo zoológico?

Requisitos para ser considerado un núcleo zoológico

Todos los negocios relacionados con animales deben declararse núcleo zoológico y registrarse para poder funcionar. Los requisitos varían de una comunidad autónoma a otra, pero éstos son los más comunes: 

  • Contar con los permisos adecuados y cumplir con las condiciones específicas de la actividad a desarrollar, de acuerdo con la legislación vigente. 
  • Llevar un libro registro de entrada y salida de animales, sus orígenes, propietarios, tratamientos sanitarios, etc. 
  • Contar de un servicio higiénico-sanitarias acordes con las necesidades de los animales. 
  • Disponer de un servicio veterinario que se haga responsable del estado físico y sanitario de los animales. 
  • Cumplir los habitáculos para los animales con los requisitos mínimos establecidos por las disposiciones correspondientes.
  • Disponer de zonas adecuadas para evitar el contagio en los casos de enfermedad o para guardar períodos de cuarentena.
  • Contar con las medidas de seguridad necesarias con el fin de evitar agresiones o daños entre los propios animales. 
  • Disponer de personal profesional adecuado para el cuidado de los animales. 

Cómo saber si un criador está registrado como núcleo zoológico

Uno de los requisitos que debe cumplir un núcleo zoológico es tener en lugar visible su número de registro, así como un libro de registro de los animales, personal cualificado para el cuidado de los peludos, un veterinario que vele por su salud y, en general, un buen estado de las instalaciones donde se encuentran los perretes. 

Ante la duda, puedes preguntar. Que las evasivas te hagan sospechar. Un criador registrado no tiene nada que ocultar y no es un insulto que pidas información si estás pensando en adquirir un cachorro. Ésta información es, en parte, la garantía de calidad que el criador puede ofrecerte. 

Qué debo saber si voy a un criador

La Ley exige que todo aquel que trabaje en un centro de cría o venta de animales debe, a parte de estar registrado como núcleo zoológico y cumplir las medidas de bienestar animal impuestas, tener en posesión el carnet de cuidador y manipulador de animales

A su vez, cuando se venda una cría, ésta debe de estar sana y debe ir acompañada de un documento suscrito por un veterinario que así lo corroboré y un documento informativo en el que se describan las características y necesidades del animal, así como una serie de consejos para su adecuado desarrollo.

¿Y si no está registrado o no me facilita información?

Lamentablemente, aún hoy en día, hay muchos criadores no certificados para los que prima más el dinero que la salud y el bienestar de los perros. 

A parte de que estas personas están cometiendo un delito y atentando contra el bienestar animal, te expones a encontrarte con sorpresas genéticas desagradables ya que crían con perros enfermos o, incluso, practican la endogamia canina. 

Para evitar el sufrimiento del nuevo cachorro y de la familia, hay que evitar y denunciar estos criaderos ilegales. No solo para que los animales que ya se encuentran allí puedan ser trasladados a un lugar mejor, si no para no promover ese negocio. 

Adquirir un cachorro de un criador ilegal no va a salvar a ese cachorro, le va a dar beneficios a ese criador y pronto otro cachorro ocupará el lugar del que te llevas a casa. 

En Caño del Obispo somos un centro canino familiar, con dos generaciones dedicadas en cuerpo y alma al apasionante mundo de los perros, unos animales que dan todo sin pedir nada a cambio. 

Cumplimos con todos los requisitos y estamos registrados como núcleo zoológico, de la misma forma, somos un centro de cría oficial que se preocupa por el bienestar animal. 

Claro está, nuestro centro canino está conforme a la normativa. Nos aseguramos de que nuestros perros tengan buena calidad de vida y que sean atendidos por trabajadores cualificados que atiendan sus necesidades. 

Nos enorgullece definirnos como amantes de los perros, especializándonos en las diferentes razas y aprendiendo sobre ellos cada día más. Nuestra vocación es la pasión que sentimos por nuestros perretes, y por ayudar a las familias a encontrar y elegir al mejor compañero de vida que puedan necesitar.

Pregúntanos, te asesoraremos y te ayudaremos a encontrar a ese compañero especial, ese al que, al mirarle a los ojos, sientas que salta la chispa, la señal de que sois el uno para el otro y que estáis destinados a vivir miles de aventuras juntos.

Comparte este artículo