Me he encontrado a un perro abandonado: ¿qué hago?

¿Acabas de encontrarte a un perro abandonado? En ese caso, es posible que no sepas qué hacer, a dónde llevarlo, cómo cuidarlo mientras, etc. Esperamos que esta información te sea de ayuda:


Perro abandonado: qué hacer

Lamentablemente, hay personas que abandonan a sus perros. Claro que, también puedes encontrarte con un can si por algún motivo se ha desorientado y no sabe cómo volver a su casa. Digamos que, las razones son variadas.

Pero si te encuentras un perro por la calle y crees que está abandonado (que no tiene dueño), debes saber que hay asociaciones sin ánimo de lucro que le dan una segunda oportunidad a estos animales. Los cuidan y le buscan un hogar.

Si encuentras un perro en esta situación, tú mismo puedes darle un hogar. Si crees que es demasiada responsabilidad porque no sabes o directamente no quieres, no pasa nada, puedes contactar con una protectora. Las protectoras de perros se encargan de sacarlo de la calle y de ayudarle.

Pero, ¿y si se ha perdido o escapado? En ese caso, es importante localizar a su dueño. Es posible que si su perro desaparece ponga un cartel o informe en las protectoras, por si alguien lo lleva. Pero si nadie pregunta por él en semanas, es posible que sí se trate de un can abandonado.

El primer paso, es cuidarlo. Es normal que esté triste, asustado o que tenga hambre. Si puedes, llévalo a tu casa y dale todos estos cuidados, para que se ponga mejor. Aunque si no sabes cómo hacerlo o te supera, acude directamente a una protectora o a una asociación sin ánimo de lucro que lleve estos casos.

¿Una protectora y una perrera son lo mismo? No. La perrera está gestionada por una entidad pública y, en el caso de las protectoras, son entidades privadas sin ánimo de lucro. Lamentablemente, las perreras tienden a sacrificar al perro si el dueño no aparece o si tampoco tiene una persona que le adopte.

En el caso de las protectoras, el perro puede vivir allí perfectamente. Lo ideal es que le encuentren una casa, porque de hecho recomiendan más adoptar que comprar. Sobre todo teniendo en cuenta que muchas protectoras están saturadas y no pueden encargarse del nuevo perro.

¿Y si está saturada? En ese caso, puedes hablar con la protectora para que le busque una casa de acogida. O incluso hacerlo tú por tu cuenta. Hoy en día hay páginas de Facebook y distintas opciones para hacerlo.

Comparte este artículo