Cómo estimular mentalmente a un perro

Por muchos es sabido que tener un perro en casa puede ser una de las mejores experiencias, tanto porque demuestran un amor muy superior al de otros animales de compañía como porque son capaces de entendernos hasta un punto que solo quienes tienen un amigo canino conocen.

Sin embargo, es necesario que los estimulemos mentalmente para que puedan dar lo mejor de sí y conserven su salud durante muchos años. Sigue leyendo y aprende cómo hacerlo.

Los juegos son la mejor forma de estimular la mente de un perro

Como todos sabemos, una de las mejores formas de hacer que nuestro perro aprenda nuevas habilidades y sean más felices es a través de los juegos, dado que con ellos se desarrollan sus instintos, se ejercitan sus músculos y, sobre todo, se estimula su mente.

No obstante, para estimular a un perro del modo más adecuado no podemos repetir hasta la saciedad el mismo juego (por ejemplo tirarle una pelota y hacer que nos la traiga), por lo que es muy conveniente tener en la recámara alguna que otra actividad adicional e ir renovándolas continuamente para evitar que nuestra mascota se aburra.

Buscar cosas les encanta y estimula

A este respecto, es importante que digamos que uno de los juegos que más utilidad tienen a la hora de estimular la mente de un perro es el de esconder trozos de una comida que guste especialmente a nuestra mascota, como trozos de pollo o queso (no sirve una bola de pienso, hay que usar algo irresistible para mantener su interés), en distintos lugares y dejar que utilice su olfato para encontrarlos mientras nosotros lo estimulamos diciéndoles «busca».

De esta forma, no solo conseguiremos que nuestro perro aprenda nuevas palabras, sino que también lo estaremos invitando a explorar el espacio y a utilizar su olfato para encontrar un buen bocado, por lo que esta actividad constituye uno de los mejores estímulos en perros de cuantos podemos proporcionarles.

Enseñarles trucos los hace felices

Del mismo modo, enseñar a nuestros perros a hacer trucos, como el de «darnos la patita» o jugar al trile con nosotros, además de ser una forma de estimular su mente, constituye una de las actividades más gratificantes para ellos, dado que para hacerlo necesitamos pasar bastante tiempo jugando con ellos.

Para hacerlo, lo más indicado es enfocar las actividades a modo de juego y, por supuesto, premiarlos cuando hacen lo que les estamos pidiendo, dado que la mente de un cachorro es muy parecida a la de un bebé y comprende mucho mejor las cosas cuando las expresamos en positivo que cuando los castigamos.

Además, a la hora de estimular la mente de un perro es fundamental que elijamos el momento más adecuado, cuando están más receptivos y no presentan signos de cansancio o hambre, porque de ello depende tanto la atención que prestan a nuestras instrucciones como su disposición a hacer lo que les estamos pidiendo.

El juego del trile puede ser apasionante para ellos

Uno de los trucos perrunos que más suelen impresionar a propios y extraños es comprobar cómo nuestros perros juegan al trile, todo ello sin obviar que a ellos les apasiona y que constituye un auténtico desafío para su mente.

Para enseñarlos a jugar, hay que comenzar poniendo un poco de la comida que más le guste en el suelo y dejando que la devore, tras lo que habría que poner otro trozo debajo de un cubo o una maceta y estimularlo para que haga lo mismo.

A continuación, el juego se puede ir complicando mediante la adición de más recipientes y dejando que nuestro perro nos sorprenda con su capacidad para encontrar cuál es el que esconde su premio.

Más allá de lo divertido que resultan, la clave de estos trucos es divertirnos junto a nuestro mejor amigo y, por supuesto, estimular su mente, lo que resulta absolutamente fundamental para que los cachorros se desarrollen de la mejor forma y generen un vínculo con nosotros que durará toda su vida.

Por este motivo, no podemos sino terminar sugiriendo a los propietarios de perros que los pongan en práctica y se dejen sorprender por las capacidades de sus mascotas, dado que estamos seguros de que haciéndolo pasarán los mejores ratos juntos y en ningún caso se arrepentirán.

Comparte este artículo