¿Qué plantas decorativas pueden ser tóxicas para mi perro?

Es raro que en una casa no haya plantas, sobre todo si vivimos en un chalet o en una vivienda de pueblo con un patio grande. Del mismo modo, podemos dar con ellas en cualquier parque o jardín de las ciudades.

Estos vegetales dan alegría a los hogares y a los exteriores, pero no debes olvidar que hay plantas tóxicas para tu peludo, pues a diferencia de los gatos nuestros perros tienen tendencia a morderlo todo.

¿Cuáles son esas plantas venenosas para perros?

Hay decenas de plantas que pueden envenenar a tu peludo, por lo que vamos a ver algunas con el fin de que las evites en tu jardín, en especial si tu perro es un cachorro, o para que tengas cuidado con ellas cuando salgas de paseo al parque.

El acebo

Los acebos son preciosos, en especial en el momento en que tienen sus frutos de color rojo intenso que asociamos con épocas como la Navidad.

Aquí el peligro está en los frutos, puesto que aunque las hojas son tóxicas las espinas evitan que los perretes las ingieran.

En cambio, con los frutos no pasa lo mismo y además son muy llamativos, produciendo síntomas como vómitos, diarreas o somnolencia, los clásicos de un envenenamiento. De hecho, si tu perro ingiere demasiados frutos puede llegar a morir.

Este arbusto se da sobre todo en el norte de España en zonas húmedas, pero tienes que estar muy alerta porque no es raro verlo en parques de todo el país.

Adelfa

De las plantas venenosas en perros es con esta con la que debes tener más cuidado, no porque sea la peor para tu peludo, sino debido a que es la más abundante en toda España, al ser raro un parque de ciudad sin ella.

Se reconoce enseguida por su tamaño y por sus hojas de color verde muy alargadas, con unas flores blancas que son muy bonitas.

Si consigues reconocerla, lo mejor es que alejes a tu perrito de ella, pues puede llegar a causarle la muerte si la come en grandes cantidades. Además, incluso le producirá dermatitis con solo restregarse con las hojas.

Aloe Vera

Seguro que estás pensando que es imposible que una planta tan beneficiosa como el aloe vera pueda hacer daño a tu peludo, pero es así.

De hecho, su savia ocasiona vómitos y diarrea, llegando a los espasmos en los casos más graves, por lo que si tienes una de estas plantas es mejor que la pongas en un sitio inaccesible o que te deshagas de ella.

Costilla de Adán

Bajo este nombre se conoce una planta de interior que puede alcanzar una dimensiones enormes si tiene una buena maceta. Sus hojas se parecen a un esternón del que nacen las costillas, pero lo que nos importa es que nunca hay que tenerla con las mascotas.

Tu pequeño peludo  puede sufrir picores e irritación, llegando a paralizarle la lengua si come muchas hojas así que evita tenerla en tu hogar.

Flor de Pascua

Cuando llega la Navidad en pocas casas nos resistimos a comprar una o varias flores de pascua, puesto que poseen unas flores de un color rojo muy llamativo.

A tu amigo de cuatro patas también le puede llamar la atención y en esos casos le provocará vómitos, diarreas e irritación, aunque por suerte no es letal.

De todas maneras, lo mejor es evitar el peligro y dejarla en la tienda para que la adquieran aquellos hogares sin mascotas.

Poto

Dentro de las viviendas una de las plantas decorativas más comunes es el poto, que vendría a ser a las casas lo que las adelfas a los parques.

Si tienes plantas dentro de tu residencia no sería nada extraño que una de ellas fuera un poto, cuya ingesta por parte de tu perro es tan perjudicial que incluso le puede provocar un fallo renal, con el peligro que esto supone para su vida.

Así, si no te es posible poner el poto en un sitio inaccesible con el fin de que tu perrito no llegue a él, lo mejor es que se lo regales a alguien que no tenga mascotas dentro de casa.

Hiedra común

Otra planta que es muy fácil de ver tanto en interiores como en exteriores es la hiedra, pues es muy resistente y se enreda en cualquier parte pudiendo tapar paredes, vallas, e incluso creando una especie de escultura vegetal si la vamos guiando.

El problema es que si tu perro la toma puede llegar a entrar en coma y morir, aunque lo más normal es que sufra vómitos y diarrea si no ha ingerido demasiada cantidad.

Tulipán

Existe una lista bastante extensa de plantas tóxicas para perros y entre ellas hay muchas que son preciosas, como el tulipán.

Por suerte, tu amigo de cuatro patas solo tendrá problemas intestinales si la ingiere, algo que aquí es muy difícil porque la parte tóxica es el bulbo, que se entierra bajo una capa de tierra y que es de donde nacen los tulipanes.

Comparte este artículo