Golden Retriever

El Golden Retriever o cobrador dorado es un gran perro, y no solo por su peso y tamaño, sino por su docilidad, su musculatura y su porte. Una verdadera preciosidad que da gusto ver cómo camina. Adora estar con los humanos, por lo que es un can muy recomendado para tratar con cualquier persona, especialmente con niños. 

Su esperanza de vida es de 10 a 12 años.

Es una raza de ejemplares equilibrados, sociables, cariñosos y activos.

El perro golden retriever es una raza, originada en Canadá, muy popular como perro de familia. No hay que confundirlos con los labradores, originarios de Escocia, que presentan menor tamaño y pelo corto, así como diferencias en el carácter y los cuidados específicos.

¡Eso sí! Cuando son cachorros son difíciles de diferenciar, así que te recomendamos acudir a un criador especializado para que te asesore.

El golden retriever suele alcanzar los 60 cm de altura, desde la cruz, siendo los machos más grandes que las hembras y su peso ideal oscila entre los 25 kg y los 38 kg.

Es una de las razas de perro más dóciles y sensibles, especialmente buenos con los niños y muy cariñosos con todos los miembros de su familia. Su gran delicadeza y calma, a pesar de ser perros de tamaño grande, los han hecho destacar incluso como perros de servicio o de terapia.

Aun así, no estamos hablando de un gato o un peluche, y los golden, sobre todo en su juventud, van a ser perros movidos y juguetones que van a necesitar espacio para moverse y hacer ejercicio. Por su origen genético, los golden retriever necesitan estímulos y desafíos físicos y mentales.

Son perretes con una gran inteligencia y un gran sentido del olfato que disfrutarán de los largos paseos diarios en compañía de su familia, explorando. Prepárate ginkana perruna con uno de esos juegos de rastreo de premios y ¡será el día más feliz para tu peludo!. hasta la siguiente ginkana.

El Golden tarda más que otras razas en desarrollar su carácter definitivo, estamos hablando de tres años o más. Incluso pasado ese tiempo, no perderá sus ganas de jugar. Esto lo agradecen mucho las familias con niños. Su carácter se debe a décadas de selección para conseguir perros muy obedientes, sociables y aptos para trabajos duros. Aunque, como en todas las razas, no todos los Golden gastan el mismo carácter, debido en parte a su educación.

Gracias a su instinto, un Golden Retriever puede jugar a la pelota durante horas sin cansarse. Otra cosa que disfruta con locura es nadar, su pelo le protege del frío porque es impermeable y esto ayuda a que disfrute más tiempo en el agua. Este perro tiende a ser muy amigable con conocidos y desconocidos. La necesidad de afecto y compañía que tiene un Golden, hace que sea un perro no apto para vivir aislado en un jardín.

El Golden suele llevarse bien con otros perros y evitar las peleas. Es una muy buena opción para quienes desean tener más de un perro. Sin embargo, hay que educarlo muy bien si se tienen otras mascotas en casa, especialmente si son de tamaño pequeño.

Los perros golden son muy pacientes y leales, así como muy confiados. No son adecuados para ser perro guardián y no tienen habilidades especialmente dedicadas al cobro de piezas. En realidad, un golden es el perro de familia perfecto.

Su docilidad los hace adecuados también para ser “el primer perro” de alguien o para alguna persona que quiera perder el miedo a los perros.

Su obediencia y gran inteligencia los hace destacar de la misma forma en las competiciones deportivas perrunas.

Lo único que no tolera un golden retriever es la soledad. Para todos los perros es muy negativo verse condenado a una cadena o una caseta en el exterior, lejos de todo contacto, haga el tiempo que haga, pero por su gran sensibilidad, los golden lo sufren mucho y puede provocar varios trastornos psicológicos y de estrés.

La mayoría de los Golden Retriever son perros saludables. Los problemas de salud son más frecuentes en ejemplares que provienen de granjas de perros vendidos en tiendas y ferias, o de camadas de criadores ocasionales que no seleccionan los ejemplares que van a cruzar. 

Las enfermedades hereditarias más comunes que pueden afectar a un Golden Retriever son la displasia de cadera y displasia de codo en sus extremidades, y las cataratas o la atrofia progresiva de retina en sus ojos. También añadiremos a esta lista el cáncer.

Por supuesto que pueden aparecer otras enfermedades, como la obesidad y el sobrepeso, pero estas se pueden controlar.

La parte mala de ser una raza tan popular es que han sido objeto de crías masivas e indiscriminadas, lo cual ha traído muchas enfermedades genéticas que pueden acortar considerablemente los 15 años de vida promedio de los golden.

Las enfermedades genéticas más comunes son: 

  •  Displasia de cadera.
  •  Cataratas.
  • Displasia de codos.
  • Epilepsia.
  • Atrofia de retinas.

Al adquirir un golden cachorro es imprescindible acudir a un criador certificado, que pueda enseñarte los registros de los perros, pueda mostrarte a los progenitores y puedas comprobar que tiene en cuenta el bienestar animal en su recinto. 

De ésta forma, no sólo velarás por el bienestar de los perros que se quedan allí, si no que te ahorrarás sorpresas genéticas desagradables. 

Por último, tienes que tener en cuenta que el perro golden es una de las razas de perro más proclive a la obesidad, así que es importante controlar su dieta y ejercicio físico, sobre todo en su etapa de vida senior.

Lo primero que salta a la vista que hay que cuidar especialmente en un Golden es su pelo, hay que trabajar mucho para mantenerlo sano. Pierden bastante pelo, así que es necesario cepillarlo una vez cada dos días como poco, aconsejamos que sea a diario, y en época de muda más aún. Si aparecen nudos en su manto será difícil deshacerlos, y le pueden causar dolor.

Solo se debe bañar a un Golden Retriever cuando esté sucio, esto puede ser cada dos o tres meses en condiciones normales. Es importante usar siempre un champú específico, y por supuesto, acondicionador para facilitar el cepillado posterior.

Hay que prestar atención a sus oídos, las razas cuyos ejemplares tienen las orejas hacia abajo pueden acumular suciedad y acabar con infección. Se debe vigilar a menudo que esto no ocurra.

En lo se refiere a sus dientes, la acumulación de sarro puede dar problemas, por lo que es aconsejable acostumbrar al cachorro desde pequeño al cepillado dental. Los snacks dentales pueden retrasar la aparición de placa bacteriana.

Es importante enseñar al Golden a estar solo para que no desarrolle malas conductas o sufra ansiedad por separación. Estos canes tienen mucha necesidad de compañía, así que hay que cuidar este aspecto.

Cuidado con la alimentación, suelen ser bastante glotones y parece que nunca comen suficiente. Hay que darlos un pienso de calidad en la cantidad que indique el fabricante, teniendo en cuenta que hay que descontar la cantidad de premios que ingiera al día.

Y, para terminar, es realmente importante cubrir sus necesidades de ejercicio, esto ayuda a prevenir la obesidad y a mantenerlo sano mentalmente. Al ser un perro tan activo, requiere una buena dosis de ejercicio todos los días.

El pelaje del golden retriever es una de las razones de su gran popularidad. Presenta un pelo largo y ondulado, con una capa de tonos dorados que pueden ir desde el marrón claro con tonalidades rojizas al blanco. Cuentan con una capa de subpelo, lo que les hace muy resistentes a las temperaturas y resistentes al agua.

Necesitarán un cuidado constante de su pelaje, con cepillados diarios y productos específicos para perros. De ésta forma no solo tendrás un perro bonito, si no que cuidarás la salud de su pelo y su piel.

En cuanto a la muda, el perro golden no es una raza que pierda mucha cantidad de pelo pero  al tener un pelaje largo y espeso sabrás cuando empieza la época habitual de muda.

Ten en cuenta que el perro golden necesita toda esa cantidad de pelo, y que éste le aísla tanto del frío como del calor, así que no es para nada recomendable raparle el pelaje.

Un perro golden adulto y activo necesitará entre 1300 y 1700 calorías al día. Esta cantidad irá variando según la edad y la cantidad de ejercicio físico diario de tu perrete. Teniendo en cuenta lo propensos que son a la obesidad, es recomendable evitar los piensos con demasiados carbohidratos. Contar con el asesoramiento de un veterinario nutricionista es lo mejor para evitar problemas de salud en alguna de sus etapas de vida.

¿Estás interesado en adquirir un ejemplar de esta raza?