Teletrabajo y mascotas, la mejor combinación

En nuestra nueva rutina, después de esta pandemia mundial, se ha colado el teletrabajo como una rutina cada vez más presente y una alternativa a la oficina en todo tipo de situaciones. Por el contrario, huimos de todo tipo de distracciones que podamos tener en casa y que nos desvíen de un ambiente de «oficina». ¿Dónde entra tu mascota entonces?

En Caño del Obispo te lo explicamos.

3 claves por las que teletrabajar con mascotas es mejor

Aunque muchas personas consideren que la compañía de un perrete solo puede generar distracciones en nuestra rutina de teletrabajo, sucede todo lo contrario.

Teletrabajar en casa con tu mascota es una de las mejores combinaciones. ¿Cuáles son los beneficios? Te los explicamos.

Nos alejan del estrés

Seguramente tu perro sea mejor compañero de trabajo que un superior o hasta los clientes.

El punto de tener como compañero de trabajo a un perrete es el momento en el que le dedicas un poco de tiempo. Cuando lo estás acariciando consciente o inconscientemente ayuda a tu cuerpo a salir de ese estado de estrés y presión, además de ayudar a suavizar nuestro carácter.

A la hora de comunicarnos, el estar en contacto con animales ayuda a tener un diálogo menos agresivo.

Contagian felicidad

El simple contacto visual con tu perro aumenta el nivel de oxitocina de ambos.

Muchos la llaman la hormona del amor. La oxitocina nos conecta con los demás y produce en nosotros sentir afecto, confianza o empatía. Pero además, la oxitocina puede provocar la liberación de serotonina, esto es, la hormona de la felicidad, que nos lleva a la relajación y el buen humor.

En muchas ocasiones no hace falta que tu vayas a el en busca de una forma de desahogo. Tu perro nota cuando estás en una situación estresante, o donde tu capacidad de gestión se ve desbordada y por instinto te transmitirá el apoyo que necesitas en ese momento.

Recargan nuestras pilas

Aún cuando tienen una sed insaciable de jugar y pasar el rato contigo, esto no supone un obstáculo para tu rutina de teletrabajo. Lo único que hace falta es instaurar unas costumbres diarias diferentes para enseñarle las normas: cuándo hay que estar en silencio y cuándo se puede jugar.

Pero quieras o no, las mascotas son la mejor forma de hacer más llevadero un día. Ya no solo por la compañía sino también por la energía que desprenden.

¿A qué ya no lo ves como un obstáculo? Atrévete a experimentar otra forma de trabajar mucho más llevadera con un compañero peludo al otro lado del escritorio.

Comparte este artículo