El teckel, todo lo que necesitas saber

El teckel o perro salchicha es un pequeño cazador de origen alemán. Es fácilmente reconocible por su físico, debido a las patas cortas y al cuerpo largo que tanto lo caracterizan. Pero es una auténtica monada. Descúbrelo: 

Teckel: guía completa

Los perros salchicha no pasan desapercibidos. Su físico proviene de una mutación conocida bajo el nombre de acondroplasia o bassetismo, algo similar al enanismo en los humanos. Una mutación genética que hace que tengan el cuerpo más grande y alargado que sus propias extremidades.  

El origen se remonta a Alemania, en el año 1888. Dieron sus primeros pasos como perros de caza de liebres, tejones y conejos. Incluso los monarcas los adoraban. Por lo que siempre fue una raza de perro vinculada a la realeza.

Otra de las peculiaridades de esta raza de perros, es que son cariñosos y fieles a los dueños. Aunque pueda parecer que tienen mucho carácter, lo cierto es que son muy amables y bondadosos. Un perro ejemplar.

También es importante resaltar la importancia de la actividad en esta raza. Son perros muy activos que adoran jugar y salir de casa, estar al aire libre. También por  ser un perro de caza. Además, son muy inteligentes. 

Tipos de perro salchicha

Si quieres comprar un perro de raza teckel, debes saber que existen distintas variedades. Según el pelo, puede ser de pelo corto, duro o largo. La primera es la variedad más común.

Pero el teckel también puede ser de distinto tamaño. Lo habitual es el estándar, que tiene una caja torácica de más de 35 cm y pesa como mucho 9 kg. Pero también lo hay miniatura o destinado a la caza del conejo.

En cuanto a los colores, los hay unicolores, bicolores o manchados. Todos son verdaderamente bonitos.

Esperanza de vida

Estos perros tienen una esperanza de vida de 12 a 15 años. Para que se mantengan en un buen estado de salud, es importante seguir las recomendaciones de alimentación del veterinario y sacarlo a pasear al menos 2 veces al día, porque es una raza de perro que necesita mucha actividad.

Además, tienden a tener problemas de espina dorsal o lesiones de columna. Así como otros problemas como diabetes, enfermedades oculares o dentales. Vigilar su actividad y llevarlos a buenos especialistas es crucial.

Ahora que ya sabes todo sobre el teckel, ya estás preparado para que uno forme parte de tu familia. Te encantará conocer a tu nuevo amigo.

Comparte este artículo